BH


Menu Principal

Perasha de la Semana


Bereshit- Noaj- Lej Leja- Vaiera- Jaie Sara- Toledot- Vaietze- Vaishlaj- Vaieshev- Miketz- Vaigash- Vaiji- Shemot-
Vaera- Bo- Beshalaj- Itro- Mishpatim- Teruma- Tetzave- Ki Tisa- Vaiakhel- Pekude- Vaikra- Tzav- Shmini- Tazria- Metzora-
Ajarei Mot- Kedoshim- Emor- Behar- Bejukotai- Bamidvar- Naso- Behaaloteja- Shelaj Leja- Koraj- Jukat-
Balak- Pinjas- Matot- Mase- Devarim- Vaetjanan- Ekev- Ree- Shoftim- Ki Tetze- Ki Tavo-
Nitzavim- Vaielej- Haazinu- Vezot Habraja
Perashat Vaiakhel

La parasha de esta semana, parashat Vayakhel, nos relata: “Tomen de ustedes, una porción separada para el Eterno…”
En esta parasha vemos como Moshe ordena al pueblo de Israel la construcción del Tabernáculo: su mesa, el candelabro,
el altar de ofrenda y las vestimentas de Aharón ha Cohen y sus hijos.
Oro, plata, cobre, lanas, pieles, madera de acacia, aceite y piedras preciosas fueron los materiales utilizados.
Y fue tan grande la contribución del pueblo que Moshe ordenó no traer más materiales, ya que con lo que el pueblo de
Israel había traído bastaba y sobraba para la construcción.
Leemos como Betzalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Yehudá y Aholiab hijo de Ajismaj de la tribu de Dan,
designados para tal labor, trabajan los materiales ya mencionados para cumplir con la orden de D-s.
La confección de cortinas, maderos, barras de madera de acacia, el arca propiamente dicha recubierta con oro por dentro
y por fuera son mencionados nuevamente en esta parasha y detallados en su cantidad y longitud. Al igual que los dos
Querubines de oro que se hallaban sobre la tapa del arca, la mesa, el candelabro con sus siete brazos, sus cálices,
flores y botones, los utensilios del altar, vasijas, badiles, escudillas, garfios y braseros…
Quien lea la parasha seguramente se preguntará, ¿porque el relato abunda tanto en detalles? ¿Acaso no habíamos ya visto
en las parashiot de Teruma y Tetzavé, como debia construirse el tabernáculo y las ropas de los Cohanim para servir al
Eterno?
Explican nuestro sabios que la construccion del tabernáculo conlleva una relevancia tan importante que aparece repetidamente
cinco veces en la Tora, por prmera vez, como ya hemos dicho, en las perashiot de Teruma y Tetzave cuando es D-s quien
ordena a Moshe como debía ser la contrucción, en la parasha de esta semana, Vayakhel, el relato consiste en el momento en
que Moshe transmite la orden de D-s al pueblo y en la construcción propiamente dicha a manos de Betzalel y Aholiab y en
la parasha de la semana que viene, Pekudé, veremos como el relato se centra en la cantidad y peso de los materiales ya
utilizados y en la entrega y presentación del tabernáculo.
Como ya hemos dicho son cinco las veces que se comenta como debía ser la construcción ordenada por D-s y no vemos cambios
en ninguna de las cinco oportunidades, entonces ¿es necesario que la Torá nos repita tantas veces lo mismo? ¿No bastaba
con una sola vez?
Nuevamente nuestros sabios tienen la respuesta: la repetición se debe a la importancia que la construcción del tabernáculo
tiene para el pueblo de Israel, ya que es de esta manera como tenemos a D-s continuamente con nosotros a cada instante y
en todo momento.
Como relata la perasha de Teruma “Ve hasú li mikdash ve shajanti ve tojam” Y construirán para mí un tabernáculo y moraré
entre ustedes, de este versículo se deriva que no en él sino, justamente, entre ustedes.

Aldo Hamra

Nota: este comentario no podría haber sido posible sin el valioso aporte del Rab Abraham Naon, que diariamente nos abre las
puertas de su Kolel de Madrid para que seamos muchos los que nos interesemos en el estudio de la parasha de la semana.

logo