BH


Menu Principal

Perasha de la Semana


Bereshit- Noaj- Lej Leja- Vaiera- Jaie Sara- Toledot- Vaietze- Vaishlaj- Vaieshev- Miketz- Vaigash- Vaiji- Shemot-
Vaera- Bo- Beshalaj- Itro- Mishpatim- Teruma- Tetzave- Ki Tisa- Vaiakhel- Pekude- Vaikra- Tzav- Shmini- Tazria- Metzora-
Ajarei Mot- Kedoshim- Emor- Behar- Bejukotai- Bamidvar- Naso- Behaaloteja- Shelaj Leja- Koraj- Jukat-
Balak- Pinjas- Matot- Mase- Devarim- Vaetjanan- Ekev- Ree- Shoftim- Ki Tetze- Ki Tavo-
Nitzavim- Vaielej- Haazinu- Vezot Habraja
Perashat Metzora

Está escrito en el Talmud (Arajim 15b): "Aquel que dice Lashon Hara (chismes) sobre el prójimo, los negaim (la lepra) vendrán sobre él."
Pregunta Rabí Yisrael Meir Hacohen (Jafez Hayim): "¿porqué hoy en día cuando alguien dice lashon hará sobre su prójimo no le viene lepra?"
Contesta: D-os tiene compasión de nosotros porque no tenemos la posibilidad de purificarnos de la lepra sin aportar los sacrificios que se requieren y quedaríamos impuros para toda la vida.
El Meam Loez contesta: Es cierto que hoy en día no aparecen las manchas de lepra sobre nuestro cuerpo, pero existe otra lepra que es aun peor: la lepra del alma, y que, según el Zohar Hakadosh, cuando el alma se desprende del cuerpo necesita pasar por muchos sufrimientos para purificarse de ella.
Por otro lado, el Talmud nos enseña que cuando una persona es avara le viene la lepra sobre las paredes de su casa y cuando dice lashon hará le viene la lepra sobre su cuerpo. Pregunta el Mechej Jojma: "¿porqué cuando se traen los sacrificios para purificarse de la lepra de las casas hay que rociar la sangre de éstos sobre el dintel de la puerta pero en el caso de la purificación de la lepra del cuerpo se rocía la sangre sobre la mano (del leproso)?" Contesta que la lepra de la casa viene porque esa puerta no se abrió para los necesitados quedando "su casa" como un dominio privado; es por eso que entonces se rocía la sangre sobre el dintel. El Talmud comenta que los dedos de la mano son ligeramente "puntiagudos" para que nos tapemos los oídos cuando alguien hable lashon hara. Por esa razón, cuando se purifican de la lepra del cuerpo hay que rociar la sangre sobre la mano que no cumplió su deber.

R.Abraham Nahón ( Rosh Kolel Torat Moshe de Madrid )


Está escrito en esta parasha , en el Cap 14, ver 34: "Cuando lleguen a la tierra de Kenaan que Yo les doy por posesión y Yo ponga afección de tsaraat sobre una casa de la tierra de su posesión". El tratado de Arajim 15a, atribuye la lepra de las casas a las palabras groseras pronunciadas por el individuo. Pero Rashi trae en nombre del midrash: "Esto constituye una buena noticia para ellos, a saber, que sobre sus casas sobrevendrían plagas de tsarat. Pues los emorim que habitaban la tierra de Kenaan habían escondido sus tesoros de oro dentro de las paredes de sus casas durante los cuarenta años que Israel estuvo en el desierto. Y cuando Israel conquisto sus territorios, a causa de la plaga de tsaraat, el israelita se veía precisado a demoler la casa y los descubría". La persona afectada por el castigo de la lepra podía recibir al mismo tiempo una recompensa por las mitzvot que había hecho. Nos preguntamos: ¿Acaso el beneficio del hallazgo del tesoro no superaría el perjuicio provocado por la lepra y no llevaría a la persona afectada a hacer teshuva?¿Cuál es el mensaje que la Tora quiere enseñar con la lepra de la casa?
La mitzva de la tsedaka es muy apreciada. Cuando hacemos tsedaka aunque la suma sea importante, quizás no cumplimos esa mitzva cuando damos el dinero porque no nos hace falta. La tsedaka no es solamente un acto de generosidad, la Tora quiere que demos algo que es importante para nosotros por este motivo los Tsadikim no gastan ni siquiera una sola moneda en vano, pensando que esta moneda ayudaría a un pobre. Por más ricos que seamos, las necesidades del prójimo en tema de tsedaka y de guemilut hasidim superan cualquier fortuna, y por lo tanto el dinero tiene que estar siempre bien empleado. Cuando a una persona le viene la lepra a las paredes de su casa , al existencia de un tesoro no debería de quitar el sentimiento causado por el perjuicio en su casa. En efecto este dinero podría ser utilizado para un propósito constructivo. Si D-os quiere premiarnos, lo puede hacer sin que se acompañe de una perdida material. Este sentimiento es lo que puede llevar al individuo al arrepentimiento de sus pecados que le causaron la lepra, incluso después del hallazgo de un gran tesoro. Ese es el mensaje de la lepra de la casa

R.Abraham Nahón ( Rosh Kolel Torat Moshe de Madrid )

logo